El petróleo caía este martes, aunque se mantenía cerca de un máximo de siete años que tocó la semana pasada, lastrado por las expectativas de un aumento de los inventarios de Estados Unidos, aunque la posibilidad de un aumento limitado de la producción de los países de OPEP+ y un sólido reporte de crecimiento de la demanda brindaban apoyo.

El mercado, sin embargo, espera que la remontada en general persista. La Organización de Países Exportadores y sus aliados liderados por Rusia, grupo conocido como OPEP+, no ha cumplido sus objetivos de aumentos mensuales de la producción y se espera que mantenga su política de incrementos graduales al bombeo en una reunión el miércoles.

«Se espera que la demanda siga aumentando», dijo Naeem Aslam de Avatrade. «Además, es probable que las principales naciones productoras  también se adhieran a su estrategia actual. Por lo tanto, es probable que los precios solo tengan un camino a seguir, y ese es hacia arriba».

El crudo Brent caía 28 centavos, o un 0.3%, hasta los 88.98 dólares. El petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos cedía 18 centavos, o un 0.2%, a 87.97 dólares.

El petróleo era presionado el martes por las expectativas de que los reportes de suministro de Estados Unidos de esta semana muestren un aumento en los inventarios de crudo. Los analistas esperan que las existencias de crudo hayan aumentado en 1,8 millones de barriles.

El informe del Instituto Americano del Petróleo (API), el primero de los dos de esta semana, se conocerá a las 2130 GMT.

El Brent y el crudo estadounidense alcanzaron el viernes sus niveles más altos desde octubre de 2014, a 91.70 y 88.84 dólares, respectivamente. Ganaron alrededor del 17% en enero en medio de una escasez de suministro, tensiones entre Rusia y Occidente por Ucrania y conflictos en Oriente Medio.

«El mercado del petróleo actualmente es alcista sin reservas», dijo Tamas Varga de la corredora de petróleo PVM. «La tensión internacional, la percepción de escasez de oferta y el frío invierno son los factores más importantes detrás de la fortaleza».

Los crecientes diferenciales en el mercado físico del crudo implican preocupación por la escasez de oferta, dijo Varga. Uno de los crudos del Mar del Norte que sustenta al Brent, Ekofisk, fue ofertado el lunes al nivel más alto en más de una década.