Antofagasta fue la ciudad escogida por la ministra de Minería, Marcela Hernando, para realizar su primer viaje de trabajo en terreno.

Durante el viaje la secretaria de Estado se reunió con las autoridades locales, el gobernador regional Ricardo Díaz, y la delegada presidencial, Karen Behrens. Además, encabezó la presentación del Estudio de Fuerza Laboral de la Gran Minería Chilena 2021-2030, elaborado por el Consejo de Competencias Mineras y Programa Eleva (alianza CCM-Eleva), a partir información entregada 14 empresas de la gran minería y 13 empresas proveedoras vinculadas a la cadena de valor principal.

Las cifras corresponden a un apartado sobre la realidad de la fuerza laboral minera de la Región de Antofagasta y en ellas destaca que en los próximos 10 años el sector minero, en esta zona, proyecta una demanda de 12 mil trabajadores y trabajadoras en los distintos cargos de la cadena de valor principal de la minería, tales como en extracción, mantenimiento, procesamiento y transporte.

En esa línea, la ministra Hernando apuntó a los desafíos que tiene el sector y señaló que “uno de los temas más relevantes en materia de fuerza laboral es la educación técnica, en ese sentido, es necesario fortalecer la relación entre los liceos técnicos, los estudiantes y las empresas. El sector público requiere de integración y de nuevas formas de cooperación, nuestro rol como Gobierno se traduce en políticas públicas que buscan incentivar, no sólo con estímulos económicos, sino que entregando certezas a los inversores; en este sentido, la capacidad de la fuerza laboral en Chile es un elemento que ayuda a generar esas certezas”.

Y añadió que “estamos en deuda con la participación laboral femenina y de personas con discapacidad, especialmente ahora que existe la automatización y el trabajo a distancia, lo que hace más accesible la inserción laboral. Esta es una prioridad del programa de gobierno del Presidente Gabriel Boric, y estamos enfocado en esta ruta”.

El estudio también arrojó que la región ha aumentado la participación de mujeres, alcanzando un 11,4%, y que el 67% de trabajadores/as son locales (dotación que declara vivir en la región), entre otras cifras informadas en el estudio.