Para cumplir con el plan de prevención y descontaminación en las comunas de Quinteros y Puchuncaví, el Estado debe invertir 52 millones de dólares en la fundición y refinería de la División Ventanas de Codelco. Así lo señaló la ministra de Minería, Marcela Hernando, en la comisión de minería de la Cámara de Diputadas y Diputados, donde se inició la discusión del proyecto que  elimina la obligación legal de Codelco de mantener en esta división la capacidad de fusión y refinación necesaria para garantizar el tratamiento de los productos de la pequeña y mediana minería que envíe la Empresa Nacional de Minería.

La tramitación de esta iniciativa,  implementada por el anterior gobierno de Sebastián Piñera, ha generado distintas críticas de legisladores y de trabajadores. Además, se da cuando en las comunas de Quintero y Puchuncaví se registraron episodios críticos de contaminación que han afectado a la comunidad, principalmente a escolares y adultos mayores, y en medio de una amenaza de paro nacional de los trabajadores de la cuprífera estatal, que exigen una mayor inversión en la fundición.

La ministra Hernando indicó que este año o  a más tardar el 2023, para cumplir con el decreto supremo 105 del Plan de Prevención y Descontaminación,  se deberían invertir 52 millones de dólares.  Si la normativa actual que exige el 95% de captura de las emisiones se ajustara al estándar mundial del 98%, que es lo que ha dicho en Ministerio de Medio Ambiente, se requeriría una inversión de 150 millones de dólares adicionales.

En su exposición, la ministra afirmó que esta inversión se ha visto acelerada por la paralización de la planta dada la contingencia y “nos preocupa que pueda estar paralizada mucho tiempo y  tenemos que darle un servicio a los pequeños productores. La decisión administrativa del complejo de Ventana Fundición Refinería,  no la toma el Gobierno sino que de la empresa que tiene un gobierno corporativo y las decisiones respecto de la inversión la define el directorio de Codelco”.

Hernando afirmó que se han hecho millonarias inversiones en Ventanas Codelco para cumplir con la norma ambiental y por tanto, no es la cuprífera estatal la que está generando estas situaciones de crisis ambiental.

Este anuncio de la ministra de Minería, de invertir 52 millones de dólares en la fundición y refinería de la División Ventanas de Codelco, fue tema de discusión de la reunión que la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) sostuvo con el presidente de la Cámara de diputadas y diputados, Raúl Soto y la presidenta de la comisión de minería, Yovana Ahumada. Los dirigentes llegaron acompañados de un grupo de trabajadores de la división Ventanas de Codelco, que se reunió a las afueras del Congreso, manifestándose por el eventual cierre de Ventanas.

El presidente de la FTC, Amador Pantoja, precisó que “el tema más relevante que hemos acordado es iniciar una negociación a través de una mesa tripartita y también hemos recibido la información de la ministra de Minería donde se garantiza la inversión que se requiere en Ventanas para poder seguir procesando de forma limpia que es lo más importante”.

El dirigente indicó que se necesitan 52 millones de dólares en inversiones en Ventanas para seguir cumpliendo con las exigencias ambientales dada la crisis generada en las comunidades de Quinteros y Puchuncaví.

Por otro lado, hasta el  Congreso Nacional también llegaron la presidenta del Sindicato 1 de la División Ventanas de Codelco, Andrea Cruces; el director del sindicato Turnados, Juan Peña Bernal y el presidente de SITEC, David Torreblanca Muñoz, quienes expusieron en la Comisión de Minería y Energía del Senado sobre la problemática y las implicancias de la paralización de las faenas.

Juan Peña, dirigente sindical y concejal de la comuna de Puchuncaví, afirmó que los trabajadores de Codelco y los habitantes de las comunas afectadas por la contaminación, nunca van a estar tranquilos ni satisfechos, “hasta que no se ratifique el anuncio de la inversión para Ventanas”.

Indicó que es una medida que vienen pidiendo hace cuatro años porque con una verdadera inversión “podemos asegurarle a los habitantes de las comunas de Quintero y Puchuncaví, de la cual somos parte y  donde vivimos con nuestras familias, de avanzar hacia una verdadera recuperación medioambiental”.

Puntualizó que “el costo de una recuperación ambiental no lo pueden pagar los trabajadores y trabajadoras. Aquí hay un polo industrial de más de 16 empresas,  somos uno de los polos industriales más rico del país. Sin embargo, somos unas de las comunas más pobres del país y siempre le hemos dicho a los vecinos que validamos, respetamos y solidarizamos y somos parte de los movimientos sociales que buscan vivir en un mundo libre de contaminación”.

Peña indicó que la información dada por el presidente de la FTC de la inversión en Ventanas, debe ser ratificada en la reunión extraordinaria que realizará el Directorio de Codelco el viernes. “Creemos que el día viernes debe quedar notificado por el directorio de Codelco lo que acaba de anunciar el presidente de la Federación quien, en vocería de la ministra de Minería ya había indicado que la inversión para Ventana se va a concretar”, precisó.

Sobre el anuncio de paro de los trabajadores de la empresa estatal, Peña indicó que se trata de una herramienta que usan para ser escuchados y que éste  se podría hacer efectivo, si el viernes Codelco no ratifica la inversión de 52 millones de dólares que se necesitan.

“La movilización es el camino y el futuro es la inversión, para el empleo, para las comunidades azotadas, flageladas por la contaminación porque hay 16 empresas y sólo se regula a dos y 3 elementos contaminantes en una red de monitoreo que es de mentira, porque ahí se emiten compuestos orgánicos volátiles hidrocarburos y otros cuantos contaminantes que no se sabe”.

El dirigente sindical y concejal de Puchuncaví  afirmó que cuando se registraron los episodios críticos el día lunes, inmediatamente se responsabilizó a Codelco de esta situación. “Sabiendo que no éramos, detuvimos las faenas de Ventana Codelco y se han mantenido con dos eventos más, con 120 personas entre ellos muchos niños y vuelve a ocurrir. Entonces díganle la verdad el país, ahí hay 16 empresas y se regula sólo dos. Hay 14 que deben indicar y transparentar a la comunidad, de la cual soy parte y representante, saber qué estamos respirando, pero también que tenga una verdadera responsabilidad social porque somos una de las comunas más pobres”, señaló Peña.

El Estado de Chile permitió la instalación de 16 empresas y hoy está sacrificando a las comunidades de Quintero y Puchuncaví por un desarrollo económico. Es hora que nos devuelvan parte de esa inversión porque ninguna de esas empresas tributa en los territorios donde están emplazados y se trasladan más de 20 millones de toneladas de transferencia portuaria y no pagan ni un peso”, puntualizó el dirigente.