Como Federación de Trabajadores del Cobre valoramos y aplaudimos los cambios anunciados y que necesariamente deben realizarse al interior de la plana ejecutiva de Codelco, sobre todo en la vicepresidencia de Recursos Humanos, cuyo ejecutivo, el señor Marcelo Álvarez ha demostrado absoluto desprecio hacia las organizaciones sindicales y las trabajadoras y trabajadores de esta empresa del Estado.

No obstante lo anterior, nos alerta que pese a que Codelco anunciara su salida con fecha de hoy, las renuncias se harán efectivas recién el 30 de septiembre. Por los enormes desafíos que debe enfrentar la empresa en conjunto con sus trabajadores y trabajadoras, es urgente retomar el diálogo con la NUEVA administración superior de Codelco, en el contexto del Pacto Estratégico por Chile que se encuentra vigente.

Es difícil entender cómo se pretende sostener por cuatro meses más, a personeros de la actual administración superior de la empresa que han implementado una persecución brutal al movimiento sindical y a las trabajadoras y trabajadores. Los mismos ejecutivos que propiciaron querellas por Ley de Seguridad Interior del Estado, despidos colectivos de trabajadores y trabajadoras en pandemia invocando el artículo 161 del Código del Trabajo (necesidades de la empresa) y ex dirigentes sindicales, junto a otras acciones que han significado condenas a Codelco por prácticas antisindicales. Ejecutivos que por lo demás, sólo han provocado daño a la reputación de Codelco, la principal empresa de Chile.

Marcelo Álvarez, junto a los actuales ejecutivos de la empresa, ha desarrollado durante los últimos cuatro años un trabajo reiterado orientado a desarmar el movimiento sindical en Codelco, negando el valioso aporte de las y los trabajadores, impulsando una sistemática persecución de dirigentes y un conjunto de acciones orientadas a debilitar el principal activo de esta minera estatal. La responsabilidad del movimiento sindical para cerrar procesos de negociaciones colectivas y, principalmente, el valioso compromiso de las trabajadoras y trabajadores para sostener la producción y mantener la continuidad operacional de la Corporación en tiempos difíciles, merece el mayor de los respetos y reconocimientos, pues le ha permitido a esta gran empresa del Estado, entregar valiosos recursos para las chilenas y chilenos que más lo necesitan.

En este contexto, reiteramos nuestro emplazamiento al directorio de Codelco, a resolver al 11 de julio de 2022 (Día de la Dignidad Nacional), la conformación del nuevo equipo ejecutivo, para iniciar estas instancias de diálogo y participación. Al tiempo que solicitamos a la Corporación, inhabilitar a dichos ejecutivos para que, una vez que dejen sus cargos, no formen parte de instancias directivas en instituciones de salud ligadas a Codelco.

CONSEJO DIRECTIVO NACIONAL