Con el apoyo de personal especializado de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de ChileCodelco Andina está implementando un programa de Monitoreo Ambiental Participativo con seis de sus comunidades vecinas.

La iniciativa consiste en tomar muestras de aguas y suelos en localidades del área de influencia de Andina, como son Riecillo, Bocatoma y Río Blanco, asociadas a la mina rajo en el  Camino Internacional, a lo que se agregan las comunidades de Chacabuco, Huechún y Huertos Familiares, estas últimas pertenecientes a la provincia de Chacabuco y cercanas al sector del Tranque Ovejería.

Así lo explicó, Yasna Tapia, académica de la Universidad de Chile que ha estado liderando este proceso de participación comunitaria. “El objetivo fue que la comunidad participara activamente en seleccionar los lugares donde se hicieron las tomas de muestra, las que fueron trasladadas hasta el Laboratorio de Química de Suelos y Aguas de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile”, explicó la profesional.

Agrega que “en este momento estamos trabajando para informar y explicar a cada comunidad los resultados de los análisis de suelos y aguas que se hicieron en las últimas semanas”.

Participación y transparencia

Este convenio que impulsa Codelco División Andina contempla además charlas de educación ambiental, en las que profesionales de la Universidad de Chile capacitan a los vecinos y vecinas para facilitar su conocimiento e interpretación de los resultados que arrojen estos muestreos.

Una señal de transparencia que destacó Carolyn Miranda, secretaria del Comité de Agua Potable Rural del sector de Riecillo. “Para nosotros como comunidad es muy importante ser parte de este monitoreo ambiental y más aún porque está la Universidad de Chile que es una institución transparente y reconocida a nivel nacional. También nos estamos capacitando en educación ambiental y conociendo cómo se hace el monitoreo, lo que nos da mucha tranquilidad. Esperamos que con este tipo de acciones se siga construyendo una relación más armónica con la empresa y que se haga una minería responsable y amigable con el medioambiente”.

Un proceso en el que la participación directa de la comunidad es muy relevante, según explicó Rauda Cataldo, asesora territorial de Codelco Andina. “Para nosotros es fundamental realizar actividades junto a la comunidad que fomenten la transparencia desde nuestra división, por ello este monitoreo participativo con la Universidad de Chile fue pensado para que vecinas y vecinos de distintas localidades pudiesen ser parte del proceso de monitoreo de calidad de agua y suelo en puntos donde fueron ellos mismos quienes escogieron este análisis y, además, participar de charlas de educación ambiental. La idea es que se generen estas instancias socio ambientales informativas que logren acercar a la comunidad a espacios que se relacionan con Andina”.

Los próximos pasos de este programa de Monitoreo Participativo son terminar con las capacitaciones y dar a conocer los resultados del monitoreo, un proceso que será acompañado de cerca por la división en el marco de las acciones permanentes que apuntan a seguir fortaleciendo sus compromisos de desarrollo sustentable de aquí a 2030.