El petróleo bajaba el jueves, ya que los inversores tomaban ganancias tras un reciente avance de los precios, pero la fuerte demanda y las interrupciones del suministro a corto plazo seguían prestando apoyo hasta acercar al barril a máximos desde 2014.

* A las 1043 GMT, los futuros del crudo Brent bajaban 43 centavos, o un 0,49%, a 88,01 dólares el barril, tras perder más de un dólar en las primeras operaciones. El referencial mundial subió a 89,17 dólares el miércoles, su máximo desde octubre de 2014.

* Por su parte, los futuros del West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) para entrega en febrero cedían 39 centavos, o un 0,45%, a 86,57 dólares el barril, después de caer casi un dólar más temprano. El contrato, que vence el jueves, trepó hasta los 87,91 dólares el miércoles.

* El contrato WTI que expira en marzo, más activo, restaba 15 centavos, o un 0,1%, a 85,65 dólares el barril.

* «Las voces de los que pronostican 100 dólares por barril de petróleo son cada vez más fuertes», dijo Tamas Varga, de la correduría petrolera PVM.

* La preocupación por el suministro ha aumentado esta semana después de que un incendio detuvo de forma temporal los flujos a través de un oleoducto que va desde la localidad iraquí de Kirkuk hasta el puerto turco de Ceyhan el martes.

* Asimismo, un ataque de los hutíes de Yemen contra Emiratos Árabes Unidos, tercer productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), aumentó los riesgos geopolíticos.

* El mercado también está respaldado por la escasez de oferta del grupo de productores OPEP+, formado por la OPEP y sus aliados liderados por Rusia. La Agencia Internacional de la Energía indicó el miércoles que el grupo produjo unos 800.000 barriles diarios por debajo de sus objetivos de producción en diciembre.