La Comisión de Medioambiente de la Convención Constitucional aprobó en general una norma que busca nacionalizar las compañías de explotación y exploración de bienes estratégicos de la minería, «pasando al dominio nacional todos los bienes de dichas empresas y de sus filiales relacionadas con su actividad en territorio nacional».

Esta propuesta, proveniente de la convencional Ivanna Olivares (Pueblo Constituyente), contó con 11 votos a favor, dos abstenciones, y seis en contra.

El texto de la norma señala que «cuando se trate de nacionalización de actividades o empresas de bienes estratégicos, la nacionalización comprenderá a ellas mismas, a los derechos de los que sea titular, y a la totalidad de sus bienes».

En esa misma línea, se establece que «las concesiones mineras de exploración y explotación constituidas a favor de estas empresas cesarán de forma inmediata una vez vigente la nacionalización».

Los bienes estratégicos a los que se refiere esta iniciativa son «los bienes naturales como el cobre, el litio, el oro, la plata, los hidrocarburos líquidos o gaseosos, el uranio, el manganeso, el molibdeno, el cobalto, el boro, las tierras raras y otros minerales»,

Adicionalmente, se consigna que el Presidente de la República dispondrá de un año desde la promulgación de la nueva Carta Magna para implementar esta disposición. De todas maneras, recalcar que «no habrá lugar a indemnización alguna por los derechos sobre bienes mineros y de hidrocarburos, ya que por mandato Constitucional pertenecen al Estado de Chile».

El convencional Rodrigo Álvarez (UDI), que votó en contra de la norma, aseveró que «lo que está haciendo esta norma es nacionalizar las empresas con todos sus activos y eso requiere una expropiación, una indemnización que es mucho más alta que la que podríamos pagar como Estado (…) me parece que además deja un flanco abierto gigantesco a la responsabilidad de Chile por los tratados que válidamente ha firmado».

En tanto, Isabel Godoy (pueblo Colla), afirmó: «No es expropiación, es nacionalización del cobre. Aclararle a la gente que acá no se habló de los pequeños mineros ni los pirquineros, queremos que la labor del pirquinero sea una labor cultural y ojalá siga en el tiempo. Yo que anduve en las calles, lo que más se hablaba era sobre la nacionalización de nuestros minerales y nuestro cobre».