Los precios del petróleo caían el miércoles bajo 80 dólares por barril, después de que los productores de OPEP+ se apegaron a un aumento pactado de su bombeo para febrero y mientras los inversores evalúan el impacto de un aumento de los casos de COVID-19 provocado por la variante ómicron del coronavirus.

* A las 0945 GMT, los futuros del crudo Brent perdían 18 centavos, o un 0,23%, a 79,82 dólares por barril, mientras que los futuros del petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos bajaban 23 centavos, o un 0,3%, a 76,76 dólares.

* Los productores de la OPEP+, que incluyen a miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo junto a Rusia y otros, acordaron el martes sumar otros 400.000 barriles por día a los suministros en febrero, como lo han hecho todos los meses desde agosto.

* Estados Unidos reportó casi 1 millón de nuevas infecciones por coronavirus el lunes, el recuento diario más alto de cualquier país del mundo y casi el doble del máximo previo registrado una semana antes en la economía más grande del mundo.

* Si bien la OPEP+ elevó su objetivo de producción, es probable que tenga dificultades para alcanzarlo, ya que miembros como Nigeria, Angola y Libia enfrentan problemas para aumentar la producción, dijeron analistas de Barclays en una nota.

* «La OPEP+ ha adoptado el camino de la menor resistencia (política), ya que continúa manteniendo el rumbo en el aumento de los objetivos de producción, pero es probable que los suministros incrementales reales sean mucho menores, similar al efecto de ómicron en la demanda».

* El banco espera que los precios del petróleo Brent alcancen un promedio de 80 dólares el barril en 2022.

* Datos que mostraron un fuerte aumento en los inventarios estadounidenses la semana pasada también pesaron sobre los precios.

* Los inventarios de gasolina de Estados Unidos crecieron en 7,1 millones de barriles en la semana hasta el 31 de diciembre, informó el Instituto Americano del Petróleo (API) el martes por la noche. Las existencias de destilados aumentaron 4,4 millones de barriles en la semana.